¿Has escuchado la anécdota del anciano y el burro? Un niño y su abuelo van al pueblo junto con su burro y deciden turnarse para no cansarse. Sin embargo, en el camino critican al niño por no dejar subir a su abuelo y después critican al abuelo porque no deja subir al niño. Después ambos se suben y los critican por tratar así al burro. Finalmente los dos caminan y se burlan de ellos por no montar al burro pudiendo hacerlo.

Siempre nos van a criticar, no importa lo que hagamos, lo importante es lo que nosotros pensemos de nosotros mismos y lo que hacemos. Y para lograrlo debemos seguir algunos sencillos pasos…

Si quieres saber más ve a www.arquitecturamental.com

source